L'Ametlla de Mar

L'Ametlla de Mar

Things to do - general

Puerta de entrada a las Terres de l’Ebre, l’Ametlla de Mar es un lugar que enamora a sus visitantes por lo variado de sus paisajes y su línea de costa, escarpada y llena de tranquilas y discretas calas de aguas cristalinas. A lo largo de sus 14 kilómetros de costa desde el Cap de Terme (lindando al norte con el municipio de l’Hospitalet de l’Infant) hasta el barranco de l’Àliga (lindando con la localidad de l’Ampolla),  l’Ametlla de Mar tiene diversos núcleos de población dispersos por su término municipal. De norte a sur: Calafat, la Urbanización Marina Sant Jordi, Sant Jordi d’Alfama, las Tres Calas, la Cala Nova, el núcleo de l’Ametlla de Mar y Roques Daurades.

L’Ametlla de Mar es un tranquilo pueblo de pescadores de unos 7.000 habitantes que durante los últimos años ha incorporado el sector turístico y de servicios a la economía local. El municipio es conocido de forma cariñosa entre sus habitantes como  “La Cala”, ya que el nombre original del pueblo era La Cala de l’Ametlla, de manera que el gentilicio del municipio es ‘calero o calera’. Poco se sabe de los orígenes de la localidad hasta bien entrado el siglo XVIII, cuando surge el pueblo moderno como núcleo pescador adscrito al municipio de El Perelló, del que se separó en el año 1891.

Coincidiendo con la llegada de pescadores valencianos al pueblo (procedentes de Benidorm y del Grao de Valencia según diversas fuentes), l’Ametlla de Mar fue creciendo hasta llegar a los 2.500 habitantes a principios del siglo XX. Será en los años 60 cuando llegaron nuevas corrientes de inmigrantes y turistas que promoverán el avance económico y cultural de la población.

Estos son algunos de los lugares de mayor interés del municipio:

El puerto pesquero
Puerto pesquero Ametlla de MarEl puerto pesquero de l’Ametlla de Mar es una de las visitas imprescindibles. Data de 1920 y alberga la flota pesquera de atuneros más grande de toda la península ibérica. La riqueza pesquera de este tramo hace que la pesca  local sea una de las principales actividades económicas del pueblo. La pesca sostenible y la conservación de las praderías de posidonia y, en general, de toda la costa, son imprescindibles para el buen mantenimiento de las poblaciones de las diversas especies de peces, crustáceos y cefalópodos.

Contemplar el trasiego de barcos y mercancías durante los días de actividad pesquera es una buena forma de conocer un poco más la idiosincrasia local.

El puerto deportivo

L’Ametlla de Mar tiene un puerto deportivo  con más de 250 amarres. Este ofrece servicios de bar restaurante, así como de marinería y vigilancia. Además, se pueden practicar diversos deportes de agua como la vela o hacer excursiones en barco.

Puertos deportivos de Sant Jordi y Calafat

Además del puerto deportivo del pueblo, l’Ametlla de Mar cuenta con dos puertos deportivos en los núcleos de Calafat y Sant Jordi. Entre los dos disponen de más de 500 amarres para embarcaciones, así como amplias zonas de hibernación y reparación. Port esportiu de l' Ametlla de Mar

El castillo de Sant Jordi d’Alfama

Se trata de una fortaleza de defensa que data de mediados del siglo XVIII. Habitada por templarios, fue destruida por los españoles con el objetivo de que no fuese ocupada por los franceses. Las piedras de la antigua fortaleza que no se rompieron fueron aprovechadas para construir la fortaleza actual, pero en otro emplazamiento, más hacia el interior. Este nuevo fortín marítimo se edificó entre 1732 y 1733 para vigilar las rutas marítimas. Se construyó durante el reinado de Carlos II.

Las fortificaciones

Las baterías de defensa de l’Ametlla de Mar  se enmarcan en la fortificación del litoral catalàn de la Generalitat de Catalunya y la II República Española durante la Guerra Civil, que tuvo lugar de 1936 a 1939. Este complejo militar con tres plataformas de tiro para los obuses, se encuentra en el municipio debido a su situación estratégica en el golfo de Sant Jordi.

Circuito de Calafat

Inaugurado en 1974,  el Circuito de Calafat es uno de los circuitos más divertidos y técnicos del panorama español. Cuna del motociclismo nacional y referencia para los aficionados al motor. Actualmente, cuenta con una longitud de 3.250 metros.

Centro de Interpretación de la Pesca

El Centro de Interpretación de la Pesca de l’Ametlla de Mar es una sala polivalente de exposiciones en la que se lleva a cabo diversas actividades relacionadas con el ámbito marítimo- pesquero y la cultura marinera. Mediante el Centro de Interpretación de Pesca en la antigua lonja se potencian el turismo y la pesca, a la vez que se trabaja en el compromiso con la preservación del medio ambiente y para la recuperación de la historia y las tradiciones.

Información práctica

Farmacia de guardia

 

Salida Trenes

 

Autobuses

 

 

Autobús a los aeropuertos de Reus y Barcelona 

No te pierdas

En l’Ametlla de Mar se pueden realizar varias rutas para descubrir la gran riqueza patrimonial y de especies animales y vegetales de la zona.

Ruta arqueológica

Esta ruta transcurre de forma íntegra por la zona de la playa de Sant Jordi y sus alrededores. A lo largo del recorrido, de poco más de 45 kilómetros, el visitante puede conocer diversas épocas, desde los primeros romanos hasta los habitantes del medievo.

Riqueza biológica

Los ecosistemas naturales marinos y terrestres son uno de los principales atractivos de l’Ametlla de Mar. Destaca de esta ruta la zona supralitoral, en la que las condiciones ambientales son extremas para la vida y se pueden encontrar endemismos vegetales y otras especies significativas desde el punto de vista ecológico.

Viñedos y olivos

A lo largo de los 9 kilómetros que tiene este recorrido, se pueden contemplar las diferentes actividades asociadas a la vida en el campo, como los hornos de cal y las casas de piedra seca, que han perdurado a lo largo del tiempo.

Fondo marino

Esta ruta recorre las playas Cala Vidre, Pixavaques, l’Estany y Cala Llobeta. A lo largo del recorrido pueden encontrarse tres ambientes diferentes: el fondo de roca, el de arena y el de posidonia. El fondo de roca tiene un hábitat muy variado en el que cohabitan varias especies de algas y animales y se encuentran pequeñas cuevas. El fondo de arena es muy cambiante y sorprende ver cómo pueden enterrarse parcialmente los animales con el objetivo de pasar desapercibidos. Finalmente, el fondo de posidonia resulta interesante puesto que este hábitat solo puede encontrarse en el Mediterráneo. En las praderas de Posidonia pueden llegar a vivir hasta 700 especies de animales y vegetales.

Delta de Ebro

A poco más de 30 kilómetros de l’Ametlla de Mar se encuentra el Parque Natural del Delta, una de las zonas húmedas más amplias del Mediterráneo con 320 km2. Su paisaje contiene una gran riqueza biológica por su variedad de flora y fauna.

La riqueza biológica de esta tierra contrasta con la transformación agrícola que se da en su superficie. Para armonizar estos valores existentes en la zona, la Generalitat de Catalunya constituyó en 1983 el Parque Natural del Delta del Ebro, de importancia reconocida a nivel internacional.
Su importancia es reconocida a escala internacional por los máximos organismos especializados. Los extensos arrozales, cambiantes según las estaciones (terrosos en invierno, inundados de agua a la primavera, verdes en verano), dominan la fisonomía del Delta. En su parte litoral encontramos uno de los paisajes más atractivos de la Mediterránea.

No te pierdas
Al aire libre

Al aire libre

El litoral de l’Ametlla de Mar se caracteriza por sus numerosas calas esculpidas por el viento y el oleaje. Cuenta con más de 15 calas y 5 playas a lo largo de 16 kilómetros de costa.

Cala lo Ribellet

Situada al norte del pueblo se encuentra esta playa de arena fina. Las medidas son de 25 m de amplitud por 130 m de longitud. La Cala “lo Ribellet” es accesible en coche y andando. Dispone de ducha y limpieza diaria.

Cala de Bon Capó

Envuelta por un bello y pintoresco paisaje esconde en su fondo marino formaciones rocosas que forman pasadizos y que solo pueden verse practicando submarinismo.

Bon Caponet

Bon Caponet es una cala pequeña y acogedora. Un paraje ideal para los amantes de la tranquilidad y los espacios vírgenes. Las medidas de esta cala son de 15 m de amplitud por 50 m de longitud.

Es una playa habilitada para perros y es accesible con coche y andando. Es de piedra y hay limpieza diaria. Dispone de ducha para perros.

Cala Arandes

Esta cala bordea la costa para complementar la suavidad de las playas arenosas que las envuelven. La cala tiene unas medidas reducidas, 10 m de amplitud por 10 m de longitud. Puede accederse a pie y es de piedra.

Cala Calafató

La Cala Calafató cuenta con bandera azul y es accesible en coche y andando. Es de arena y hay limpieza diaria. También está vigilada por la cruz roja y hay ducha y WC.

Cala de l’Àliga

Se trata de una extensa playa de grava que actúa como límite entre el término municipal de l’Ametlla de Mar y el Perelló. Situada en un paraje de belleza excepcional.

Cala l’Estany Tort

Piratas y contrabandistas acudían a esta cala para esconderse y protegerse por sus rincones de compleja accesibilidad.

Cala de les Ampolles

En la urbanización de Tres Calas se encuentra esta playa de piedra y rocas.

Cala del Cementiri

Esta cala de piedra mide 15 m de ancho por 20 m de longitud. Es accesible en coche y andando.

Cala Forn

Esta playa de arena se encuentra en los alrededores del castillo de Sant Jordi y cuenta con bandera azul. Dispone de vigilancia de la Cruz Roja. Hay limpieza diaria y tiene ducha y chiringuito.

Cala Ambrosia

Se trata de una pequeña cala de difícil acceso formada por rocas.

Cala Llenya

Es otra de las calas del municipio de dimensiones reducidas. Cala Llenya se encuentra entre un tramo de costa rocosa de acantilados rojizos, pinos, agaves y pequeñas playas solitarias. Las medidas son de 10m de ancho por 40m de largo. A esta cala se puede acceder con vehículo y andando. Tiene limpieza diaria y es de piedra.

Cala Llobeta

Esta cala de piedra tiene 30 metros de amplitud por 30 metros de longitud. A Cala Llobeta se puede acceder en coche y andando, tiene chiringuito y ducha. Está habilitada para practicar submarinismo.

Playa de L’Alguer

Con bandera azul es una de las playas más cercanas a l’Ametlla de Mar. Está rodeada por un paseo marítimo que conduce al puerto pesquero, en el que se puede degustar la magnífica gastronomía de la localidad.

Cala Mosques

Próxima a la urbanización Tres Calas, forma parte de una importante zona de interés natural por sus valores ecológicos y paisajísticos.
Las medidas son de 15 m por 50 m de longitud. Cala Mosques es accesible en coche y andando.

Cala Pepo

A pocos metros del centro de l’Ametlla de Mar, se encuentra Cala Pepo, su entorno semiurbano permite disfrutar, a la vez, de los espacios naturales y de los servicios que se ofrecen en la población. Tiene una amplitud de 15 metros y una longitud de 25 metros.

Cala Vidre

En la urbanización Sant Jordi se encuentra esta playa de arena y fácil acceso.

Playa de l’Estany Gras

Antiguo puerto natural alrededor de cual se construyó el núcleo de l’Ametlla de Mar en los años veinte.

Playa Pixavaques

Esta playa resulta encantadora por la combinación de espacios naturales en un entorno semi urbano.

Playa de l’Estany Tort

Playa cercana a la urbanización de Cala Nova y de la playa Xelín. Playa de arena con párking, duchas y zona picnic.

Playa de Sant Jordi

A los pies del castillo del siglo XII encontramos esta paradisíaca playa de 100 metros de largo con acceso para minusválidos.

Playa de Calafat

Al norte de l’Ametlla de Mar abundan las calas de arena fina, como por ejemplo la playa de Calafat.

Playa de l’Illot

Pequeña cala de roca con un tramo reducido de piedras.

Playa de Port Olivet

Las medidas son de 20 m de amplitud por 75 m de longitud. A esta playa se puede acceder con coche y andando, dispone de limpieza diaria y es de piedra.

Playa de Santes Creus

Playa de guijarros casi virgen y ubicada en un entorno llena de historia. La playa de Santes Creus es accesible en coche y andando.

Playa del Torrent del Pi

Es una playa con un importante interés natural, ya que es naturista y permanece sin urbanizar. La playa del Torrent del Pi es una playa accesible tanto en coche como andando. Es de piedra y hay limpieza diaria.

Cueva del Llop Marí

Esta cueva adquiere su nombre de la foca monje o lobo marino, una de las especies que poblaba las costas del Mediterráneo.

Gastronomía

Gastronomía

En l’Ametlla de Mar la comida típica por excelencia es el pescado. El municipio es miembro del Club de Turismo Gastronómico, una entidad creada por turismo de Catalunya con el fin de potenciar el turismo gastronómico mediante la cata de diversos platos típicos de la zona.

A lo largo del año en l’Ametlla de Mar se celebran diversos concursos gastronómicos a los que acuden miles de visitantes. En el mes de julio tiene lugar la “Fideuada” en la que los participantes cocinan este plato típico y un jurado selecciona y premia las mejores. Las raciones cocinadas se pueden adquirir por un precio simbólico. Ya en el mes de agosto, se celebra la “Diada de l’Arrossejat”, en el que se premia también el más exquisito. En este mismo mes, durante las fiestas mayores de la “Candelera”, se lleva a cabo el concurso de “Suquet Calero”, un certamen en el que este delicioso plato creado por los pescadores del municipio y cuya receta ha ido pasando de padres a hijos.

En lo que a pastelería y repostería se refiere, en l’Ametlla de Mar es típico comer los tradicionales “pastissets” y “corassons”, que pueden encontrarse en cualquiera de las panaderías y pastelerías de la localidad.

Museo del vino
En este museo vitícola se puede degustar un buen vino ecológico y conocer cómo se elabora, desde el cultivo de la vid hasta su embotellado.

Lo sentimos, no hay ofertas en esta categoría.

Lo sentimos, no hay ofertas en esta categoría.

Lo sentimos, no hay ofertas en esta categoría.

Lo sentimos, no hay ofertas en esta categoría.